Translate
open

Posts



Fantasmas

Ver más Videos

Ovnis

Ver más Videos

Ciencia

Ver más Videos

Cámaras de Vigilancia

Ver más Videos
Videos en la Categoría: Post-Tecnología
Mostrando entradas con la etiqueta Post-Tecnología. Mostrar todas las entradas

El inventor de un vehículo que funciona con agua muere en el restaurante gritando “Me envenenaron”. ¿Sabias que los vehículos a motor han existido por muchos años? Bueno, si no, entonces es probable porque no han sido cubiertos por los medios. Extrañamente, los inventores de tan fascinante trabajo parecen haber sido intimidados para que detuvieran su genuino trabajo o fallecieran en situaciones bastante extrañas.




Stanley Meyer, uno de los inventores, fue el responsable de diseñar un dispositivo que se creía capaz de hacer funcionar cualquier automóvil solo con agua.


Está comprobado que dicho automóvil, cuando está equipado con dicho artefacto, tiene la capacidad de viajar por todos los EE.UU.. Con tan solo 22 galones de agua. Stanley Meyer estaba seguro de que su trabajo había sido reconocido por otras instituciones, ya que obtuvo interés del Pentágono e incluso supuso honores por su trabajo. Además, el Instituto Británico de Energía Avanzada envió a una persona para investigar su cuerpo de trabajo.

“Recientemente enviamos una delegación para presenciar el trabajo de Stan, para realmente evaluarlo. Este es uno de los inventos más importantes del siglo.“



Desafortunadamente, sin su conocimiento, las mismas personas que parecían reconocerlo lo condujeron a su misterioso declive. La vida de Stanley Meyer quedó en suspenso un día, mientras cenaba con su hermano (su hermano gemelo) y un par de inversores belgas.

El propósito de la cena es supuestamente una celebración de su trabajo, el vehículo que funciona con agua, está patentado. Todo iba bien, hasta que Meyer bebió de su taza de jugo de arándano. De repente, comenzó a ahogarse, y se agarró tocándose el cuello mientras salía disparado del comedor mientras vomitaba violentamente.

Mientras agonizaba en los brazos de su hermano, sus últimas palabras fueron: “Me envenenaron”. Aunque la causa de la muerte fue oficialmente clasificada como aneurisma cerebral, es increíblemente sospechoso que sus últimas palabras parecieran ser un intento de asesinato. Piénsalo, el vehículo de Meyer que funciona con agua podría ser un obstáculo inmenso para el margen de ganancias de la industria petrolera. Una cosa es segura, los grandes jugadores estaban muy interesados ​​en el trabajo de Meyer.


¿Stanley Meyer murió porque el sabía como convertir el agua en combustible?


Se habían obtenido inversiones y notoriedad de todas las grandes compañías petroleras, a las empresas de inversión, y se rumoreaba que el gobierno también lo había hecho. Al final, Stanley recibió una enorme oferta por su patente, en el umbral de mil millones de dólares, de grupos tan grandes. Stanley era una persona rara, una de las que quería genuinamente mejorar el mundo a través de su trabajo.

Extraído de: conspiraciones1040
Fuente: disclose.tv





Estos no son OVNIs. Esto es Tecnología militar. Las siguientes son las declaraciones del Dr. Richard Boylan, Ph.D. científico del comportamiento, antropólogo, profesor universitario asociado, hipnoterapeuta clínico, Consultor e investigador.



Boylan afirma haber trabajado durante más de 15 años con personas que informan haber tenido encuentros con formas de vida inteligente extraterrestre. Además dice que el Gobierno tiene conocimiento acerca de estos visitantes extraterrestres.

En los siguientes párrafos Boylan afirma tener conocimiento de artefactos exóticos (aviones militares con tecnología extraterrestre) construídos en base a ingeniería inversa, que cuentan con tecnología antigravedad, hasta inclusive afirma conocer 12 de estos artefactos, brindando nombres y más detalles. Además da datos clave sobre contacto entre humanos y visitantes de las estrellas.


Artefactos aeroespaciales de antigravedad hechos con avanzada ingeniería utilizando tecnología extraterrestre

por: Richard Boylan, Ph.D.



http://www.drboylan.com/xplanes2.html

De manera científica y clínica, he estado trabajando durante más de 15 años con personas que informan haber tenido un encuentro con una forma de vida inteligente extraterrestre, un visitante de las estrellas. Durante el curso de este trabajo he sentido necesario aprender tanto como sea posible sobre la realidad verídica de los ovnis, y lo que el Gobierno ya sabe acerca de estos visitantes.

Debido a la abundante información existente sobre los visitantes de las estrellas y sus encuentros con seres humanos, comencé a publicar mis conclusiones, realizar presentaciones en congresos nacionales e internacionales, en revistas de especialidad y en entrevistas con los medios. Esto a su vez llamó la atención de ciertas figuras, actualmente o anteriormente en sectores altamente clasificados del gobierno, en instituciones militares y agencias de inteligencia. Estos individuos decidieron filtrar cierta información adicional para mí, sabiendo que así serviría como un conducto para entregar esa información hacia el público interesado y preparado para tal información.

Debido a la existencia de las operaciones no declaradas o instalaciones secretas del gobierno relacionadas con asuntos de extraterrestres, a partir de 1992 hice la labor de reconocer, observar y en algunos casos penetrar muchas de los más importantes instalaciones. Pensé que obtener conocimientos podrían ser muy útil para ayudar a que los denunciantes se sientan seguros de que no habían alucinado, porque tal tecnología existe, y de hecho, el gobierno norteamericano está en posesión de algunas de estas tecnologías.

Mientras que he reunido, o he recolectado considerable información sobre artefactos aeroespaciales americanos, no pretendo saber todo lo que está en el arsenal de Estados Unidos, ni todo sobre las operaciones y capacidades de las naves que voy a identificar.

En este momento, soy consciente de la existencia de 12 clases de de tecnología espacial avanzadas, plataformas aeroespaciales, todas con tecnología antigravedad en alguna forma. Estos son los 12:

El Northrop Grumman B-2 Spirit Stealth Bomber


Grumman B-2 Spirit Stealth Bomber


El F-22 Raptor advanced stealth fighter


F-22 Raptor advanced stealth fighter


El F-35 Lightning II advanced stealth fighter


F-35 Lightning II advanced stealth fighter


El Aurora


Aurora


El Lockheed-Martin’s X-33A


Lockheed-Martin’s X-33A


El Lockheed X-22A two-man antigravity disc fighter


Lockheed X-22A two-man antigravity disc fighter


El Boeing and Airbus Industries Nautilus


Boeing and Airbus Industries Nautilus


El TR3-A Pumpkinseed


TR3-A Pumpkinseed


El TR3-B Triangle


TR3-B Triangle


El Northrop’s “Great Pumpkin” disc


Northrop’s “Great Pumpkin” disc - imagen referencial.


El Teledyne Ryan Aeronautical’s XH-75D Shark antigravity helicopter


Teledyne Ryan Aeronautical’s XH-75D Shark antigravity helicopter


El Northrop Quantum Teleportation Disc


El Northrop Quantum Teleportation Disc. Imagen referencial.


Antes de examinar estas 12 naves aeroespaciales exóticas, haré una breve descripción de las diferentes formas de generar campos antigravitacionales.

La tecnología antigravedad más primitiva es la electrogravedad. Esto implica el uso de voltajes en millones de voltios para interrumpir el ambiente campo gravitacional. Esto resulta en una reducción de 89% de la gravedad en fuselajes en tales vehículos como el bombardero del Stealth B-2 y la nave triangular TR3-B Astra. Y teniendo en cuenta el campo de ionización ambiental considerable que observé en el X-22A, es razonable asumir que la electrogravedad de extrema tensión se emplea también con estas naves.

El siguiente nivel de sofisticación es la magnetogravedad. Se trata de generar altos campos de energía girando un toroidales a muchos rpm, que también interrumpe el ambiente campo gravitacional, de hecho se genera un contrapeso gravitacional. Los primeros ingenieros aeronáuticos británicos llaman a esto “dynamic counterbary”. Esto se ha utilizado en algunos anteriores platillos voladores americanos y prototipos, pero sólo me han dicho que los artefactos secretos de los viajeros del espacio Nautilus utilizan impulsos magnéticos, que aparecen al utilizar esta tecnología.

El tercer nivel de sofisticación, que se utiliza en la nave antigravedad americana más moderna, es la generación directa y el aprovechamiento de la fuerza gravitacional. Un campo de fuerza potente se extiende un poco más allá del núcleo atómico del elemento 115, un elemento exótico encontrado / entregado por visitantes extraterrestres junto con asesores científicos humanos en el S-4, al sur de la base secreta Area 51. Por amplificación de la fuerza gravitacional, usando la energía alta de un reactor de antimateria y luego dirigiéndola, es posible levantar una nave de la tierra y luego cambiar las direcciones de vectores en el campo de fuerza antigravitacional en forma consecuente. Información importante sobre esta tercera tecnología está disponible en sitio web de Bob Lazar.



(1). Esta información también se describe en el video de Bob Lazar. Lazar trabajó con tecnología extraterrestre en el Laboratorio Nacional de Los Alamos y en S-4 del área 51. (2). todas estas tecnologías son primitivas en comparación con la de los visitantes de las estrellas, cuyos artefactos utilizan la propulsión de campo por aprovechamiento de la energía de punto cero. Examinemos ahora estas 13 naves avanzadas a más detalle. La cantidad de información disponible para cada uno varía; en algunos casos más, en otros casos muy poca.

1) El B-2 Stealth Bomber es fabricado por Northrop-Grumman. La fuerza aérea lo describe como un bombardero pesado bajo observación, estratégico, de largo alcance capaces de penetrar escudos de defensa aérea sofisticados y densos. El bombardero Stealth tiene sistemas de navegación y orientación, dirigidos por un programa de Inteligencia Artificial (AI) clasificado. Esta AI es exótica, implican la conexión recreada de PCR extraterrestre, tejido del cerebro con avanzados circuitos integrados conectados a híbridos que conviven con “neuro chips”. El B-2 obtiene elevación adicional durante el vuelo por el encendido de campos electro-gravitatorios a lo largo de sus alas y el fuselaje para neutralizar parcialmente la fuerza de la gravedad. Ahora empiezas a ver el por qué nuestros 21 Northrop B-2 cuestan alrededor de 1 billón dólares. (3).

2) El caza stealth avanzado F-22 Raptor es construido con un esfuerzo conjunto de obras fantasma de Boeing y la Lockheed-Martin Skunk Works. Es la cruda imitación de starcraft extraterrestre, el sistema de guía de esta aeronave incorpora especial Inteligencia Artificial (AI), lo que significa que posee material genético extraterrestre incorporado al sistema creando un mecanismo semi vivo y autónomo que permite el funcionamiento del avión. Además el F-22 tiene capacidad de propulsión de campo antigravedad, que se ejerce selectivamente por el piloto que está en conexión mental con el sistema de orientación de AI, que activa la propulsión antigravedad según sea necesario en coordinación con un motor convencional de jet F-22 de empuje, para efectuar las maniobras de los F-22 Raptor. Yo personalmente he sido testigo de una parada de F-22 en su cola en el aire y bailar lentamente y suavemente unos sin tener en cuenta para la atracción de la gravedad.

3) “La nueva generación” F-35 Lightning II caza furtivo es construido por Lockheed-Martin, Northrop Grumman y BAE. El F-35 incorpora también cuasi Inteligencia Artificial viva y la propulsión de campo antigravedad, (recuperado / reelaborado de tecnologías extraterrestre), además de empuje del jet.

4) Aurora es un vehículo con programas espaciales de tamaño moderado. El Dr. Michael Wolf (Consejo de seguridad nacional científico) (4). del Subcomité de grupo especial de estudios, antes llamado MJ-12, ha declarado que Aurora puede operar con combustible convencional y sistemas de propulsión de campo antigravedad. Él indicó que Aurora puede viajar a la luna. Wolf también me reveló que Estados Unidos tiene una pequeña estación en la Luna y un pequeño puesto de observación de Marte (5). Él divulgó además que Aurora opera fuera del área 51, al norte de Las Vegas, Nevada.

5) El vehículo espacial militar Lockheed-Martin X-33A es un prototipo de Lockheed, vehículo reutilizable espacial. Lockheed Martin ha construido prototipoa, como una versión militar sin acuse de recibo, que yo he bautizado como el X-33A.

El Coronel Donald Ware, USAF (Ret.) me dijo recientemente había escuchado de parte de un General de tres estrellas, que el VentureStar X-33 tiene un sistema de electrogravedad (antigravedad) a bordo (6.). Esto prácticamente asegura que la versión antigravedad militar, el X-33 A, sin duda debe tener también electrogravedad a bordo. Es posible que lo que he llamado el X-33A es el arteacto Aurora que describe el Dr. Wolf.

6) el Lockheed X-22A es un disco antigravedad de dos hombres. El último coronel Steve Wilson, USAF (Ret.), declaró que existen astronautas militares que entrenan en una Academia aeroespacial secreta separada de la Academia regular de la fuerza aérea en Colorado Springs, CO. Estos astronautas militares regularmente operan fuera en el espacio (7). Una de las naves aeroespaciales que utilizan, me informó el coronel Wilson, es el X-22A.

Otro informador, ‘Z’, aka ‘Jesse’, que anteriormente trabajó en la NSA, dijo que la flota con forma de disco Lockheed X-22A posee antigravedad y es una nave combate, equipada con armas de energía dirigida de haz de partículas neutrales, que es capaz de ser invisible al radar y al ojo, y que se despliega para operaciones militares en todo el mundo desde una sede ubicada en Utah. (8).

Recientemente oí de un ingeniero del ejército, que permanecerá anónimo a petición. Él también confirmó que Lockheed había hecho el X-22A, el disco de combate antigravedad de dos hombres que había visto volando en prueba sobre un cañón adyacente a la principal zona de operaciones de área 51. Explicó por qué había visto defectos durante el vuelo del X-22A. Dijo que en el X-22A original había un altímetro estándar permanentemente, pero que tal instrumento daba lecturas defectuosas en el campo antigravedad de la nave, que dobla el espacio-tiempo. Él recomendó que en lugar de esto utilizraan un gradiómetro, que funcionaría mejor. Al parecer su sugerencia fue finalmente tomada, puesto que en los últimos años ha visto el X-22A volar más suavemente y con seguridad a grandes altitudes sobre y cerca del área 51.

Otro informante que desea que su identidad se mantenga en secreto ha brindado detalles operativos relacionados al despliegue militar de artefactos con forma de disco con tecnología antigravedad que suenan como el X-22A. Informa: ‘durante la operación tormenta del desierto un pariente cercano mío estuvo a cargo de una división de la Marina en la parte delantera.

‘Dos fotos de mi pariente fueron confiscadas, estas imágenes mostraban: 1. una nave grande en forma de disco ligeramente delante de nuestros hombres con un haz de alta intensidad de luz que emitía fuera de él; a continuación, 2. donde estaban hombres, equipos, etc. [había estado parado el artefacto], sólo quedaban manchas de carbón en el suelo del desierto. Hemos tenido esta tecnología por un tiempo.’ El disco descrito era claramente antigravedad. Muy posiblemente fue el Lockheed X-22A de dos hombres, el verdadero DarkStar, de los cuales es el drone no tripulado X-22 DarkStar pero servido de un programa de ‘cover’ de aviones para disimular la existencia de este disco de combate de antigravedad, el X-22A.

Además, como señalaba, los discos están equipados con las últimas armas de haz de partículas neutrales, que destruyen el objetivo a nivel molecular.


TR-3B


7) Nautilus es otra nave espacial, una nave espacial militar secreta que funciona por pulsos magnéticos (9.). Opera fuera de la nueva sede sin acuse de recibo del comando espacial de Estados Unidos, profundamente debajo de una montaña en Utah. Hace viajes dos veces por semana hasta la estación espacial secreta de inteligencia militar, que ha estado en el espacio profundo durante los últimos treinta años y es tripulada por astronautas militares de la U.S. y URSS (ahora CIS). El Nautilus también se utiliza para operaciones de vigilancia, es súper rápido, tiene capacidad de penetrar el espacio aéreo de un país. Es fabricado conjuntamente por Phantom cerca de Seattle y en la UE el consorcio Airbus Industries anglo-francesa. Durante un viaje que hice al estado de Washington hace varios años, tuve una conversación con un ex ejecutivo de Boeing que trabajaba en sus obras fantasma, División de proyectos negros de Boeing, (aproximadamente el equivalente Skunk Works de Lockheed). El Ejecutivo confirmó lo que había aprendido antes de un insider de la inteligencia: que Boeing junto con la Airbus Industria Europea fabricaron el Nautilus.


TR3A Lockheed X22A DarkStar


8) El TR3-A ‘Pumpkinseed’ es un vehículo aéreo muy rápido. El apodo de ‘Pumpkinseed’ (Calabaza) es una referencia a su fuselaje ovalado delgado, cuyos contornos se asemejan a esa semilla. Utiliza tecnología de detonación de pulso para la propulsión en un régimen hipersónico y también utiliza tecnología antigravedad para propulsión de campo de la reducción de la masa o complementarios en niveles más altos de la velocidad. Los motores de onda de detonación de pulso (PDWEs) teóricamente podrían impulsar un avión hipersónico a Mach 10 a más de 180.000 pies de altitud. Se utiliza para alimentar un vehículo trans atmosférico, el PDWEs podrían ser capaz de levantar la nave a los confines del espacio cuando cambia a modo de cohete. 9) El TR3-B ‘Astra’ es un gran artefacto antigravedad triangular dentro de la flota de Estados Unidos. Edgar Rothschild Fouché escribió acerca de la existencia de la TR3-B en su libro, Alien Rapture (10).


TR-3B


El TR3-B no depende exclusivamente o principalmente de sus cohetes de hidrógeno y oxígeno. Es una nave aeroespacial de gravedad altamente reducida, fabricada en secreto en los “programas negros” por seres humanos. El campo antigravedad producido reduce el peso de los vehículos cerca del 90% por lo que es muy poco necesario para mantenerlo a gran altura para propulsarlo a velocidades de Mach 9 o superior.

El revestimiento exterior del vehículo TR-3B es electro-chemical reactivo y cambia con la estimulación eléctrica de RF Radar y puede cambiar de color, absorbe y refleja la señales del radar. También es el primer vehículo de Estados Unidos que utilizar cuasi-cristales en su cubierta. Esta cubierta de polímero, cuando se utiliza con las medidas contrarias electrónicas TR-3Bs y ECCM, puede hacer ver al vehículo como un avión pequeño o un cilindro volador – o incluso engañar a los receptores de radar detectando falsamente una variedad de aeronaves, ninguna aeronave o varias en distintos lugares.

Posee un anillo que es un acelerador relleno de plasma llamado el disruptor de campo magnético, rodea el compartimiento de equipo giratorio y está muy por delante de cualquier tecnología imaginable.

Los laboratorios Sandia y Livermore desarrollaron la tecnología mediante ingeniería inversa del MFD. El plasma, basado en mercurio, es presurizado a 250 mil atmósferas a una temperatura de 150 grados Kelvin y acelerado a 50 mil rpm para crear un plasma super-conductor con la resultante alteración de gravedad [reducción de prácticamente la totalidad de la fuerza de la gravedad y los efectos de inercia].


TR-3B


El MFD genera un campo magnético vórtice, que interrumpe o neutraliza los efectos de la gravedad en masa dentro de proximidad, un 89 por ciento. El MFD genera una interrupción del campo gravitacional de la tierra sobre la masa dentro del acelerador circular. La masa del acelerador circular y toda masa en el acelerador, como la cápsula de la tripulación, aviónica, MFD sistemas, combustibles, equipo ambiental y el reactor nuclear, se reducen en un 89%. El MFD actual en el TR-3B provoca el efecto de hacer el vehículo extremadamente ligero y capaz de superar cualquier artefacto construido – excepto, por supuesto, los back-engineered total antigravedad artesanal que el gobierno no admite que existen. Para ver la nave antigravedad conocida 13 de fabricación estadounidense, ver: www.drboylan.com/xplanes2.html

El TR-3B vuena a gran altura, con sigilo. Una vez que llega a una velocidad tal, no se necesita mucha propulsión para mantener la altitud.

Con el vehículo la masa se ha reducido en un 89%, la nave puede viajar a Mach 9, verticalmente u horizontalmente. Mis fuentes dicen que el rendimiento es limitado sólo por el estrés que pueden soportar los pilotos humanos. Que es mucho, realmente, teniendo en cuenta junto con la reducción del 89% en masa, las fuerzas G también se reducen en un 89%. La tripulación del TR-3B debe ser capaz de soportar comodamente hasta 40Gs.

Los 3 propulsores multimodos montados en cada esquina de la parte inferior de la plataforma triangular proporcionan la propulsión TR-3Bs. El TR-3 es un vehículo de Mach sub 9 hasta llegar a altitudes superiores a l20, 000 pies, entonces quién sabe qué tan rápido puede ir!

El reactor calienta el hidrógeno líquido e inyecta oxígeno líquido en el inyector supersónico, para que el hidrógeno se queme al mismo tiempo en el dispositivo de poscombustión de oxígeno líquido. El sistema de propulsión multimodo puede funcionar en la atmósfera, con el empuje proporcionado por el reactor nuclear, en la atmósfera superior, con propulsión de hidrógeno y en órbita, con la propulsión de hidrógeno y oxígeno combinados. Los motores son construidos por Rockwell.


TR-3B Astra


10) El disco antigravedad Northrop, (nombre desconocido), es fabricado por Northrop Aircraft Corporation. Yo lo llamo ‘Great Pumpkin’ por su brillante resplandor dorado anaranjado rojizo. La primera vez que vi esta nave fue operando en vuelo de prueba en 1992 sobre la línea de cresta de Groom Range en Área 51, Nevada. Más tarde vi el mismo dispositivo naranja intenso que yo había visto por encima del área 51 realizando pruebas de vuelo a sesenta millas al norte de Los Ángeles, en las montañas Tehachapi, al este de Edwards Air Force Base. El Northrop tiene su fábrica secreta enterrado en lo profundo de las montañas. Vi el mismo artefacto naranja intenso haciendo pruebas de vuelo por encima de la cima de la montaña de Northrop allí como había visto por encima de las áreas 51/S-4 (11). Cuando se energizan estos discos emiten su característico brillo intenso. Es razonable asumir que esto es debido a la fuerte ionización y esa electrogravedad es la metodología de la propulsión de campo.

11) El XH – 75D o XH Shark helicóptero antigravedad es fabricado por Teledyne Ryan Aeronautical Corporation de San Diego (ahora parte de Northrop-Grumman). El Coronel de la USAF Steve Wilson informó que muchos de estos XH-75Ds fueron asignados a la división de organización Delta/National Reconnaissance que recupera Ovnis caídos. Que la División está también implicada en la mutilación de ganado como un programa de guerra psicológica en el público estadounidense, para intentar que los ciudadanos teman y odien a los extraterrestres a través de asumir que los ellos son los que matan el ganado. Se utiliza también el XH – 75D en secuestros de civiles inocentes, que drogados, hipnotizados vuelan en estas naves antigravedad silenciosas y les da la impresión de que están a bordo de un “platillo volador”. El Coronel Wilson de USAF filtró la existencia de la XH – 75D “Tiburón”. (Ver foto de XH – 75D bajo envoltura en: https://fbcdn-sphotos-a.akamaihd.net…_7005776_n.jpg)

12) El disco de teleportación cuántica Northrop. ¿Es la propulsión de campo antigravedad la característica más resaltante de este artefacto? No. Se han producido avances más allá de la propulsión de campo antigravedad “simple”. La física cuántica se está utilizando ahora para actualizar una variedad de artefactos aeroespaciales y sus sistemas de armas.

En un viaje de campo el 16/09/05 hasta el límite del Área 51, durante una observación a la mitad de la noche, vi primero, luego otra vez, y finalmente seis objetos luminosos que aparecieron de repente aproximadamente a 305 metros de altura sobre el suelo del desierto. El campo de ionización oro anaranjado, brilla intensamente alrededor de estas naves que es idéntico al campo del disco antigravedad Northrop. Pero en los 13 años que ya había pasado observé el disco Northrop sobre el Área 51 y en la fábrica ubicada en las montañas de Tehachapi se ha avanzado considerablemente.

En 1992, el disco antigravedad Northrop lentamente se levantó verticalmente de su placa de vuelo y poco a poco alcanzó la altitud de vuelo. Pero en 2005 el Northrop Quantum puede apartar su cojín de vuelo y de repente aparecen en la altitud de vuelo sin ningún ascenso visible. Y no es necesario que tenga apagado su campo de ionización durante el ascenso para los propósitos de sigilo. El campo de ionización viene con propulsión de campo de electrogravedad. Si la ionización se apaga, la nave habría caído desde el cielo. Más bien lo que parece estar sucediendo es que los ingenieros de Northrop han incorporado principios de física cuántica en la propulsión. En pocas palabras, parecen haber aprovechado el Entrelazamiento cuántico para lograr la teleportación cuántica Northrop. Para el observador el artefacto simplemente deja de existir en la plataforma de vuelo y al instante comienza a existir, (en este caso), a 1000 pies de altitud. Si la interpretación de esta observación es correcta, existe una entrada de 12 en el arsenal de antigravedad de los Estados Unidos, el disco de teleportación cuántica Northrop.

Si los científicos de presupuesto negro siguen avanzando a lo largo de estas líneas, podemos prever el día cuando la flota de naves de la fuerza aérea de repente “dejen de existir” en la pista de la base aérea y al instante aparezcan a 35 mil pies de altitud sobre una ciudad de destino hasta la mitad del mundo, usando los principios de la cuántica de no localidad y enredo.

América ha utilizado su enorme riqueza para convertirse en la superpotencia mundial. El TAW-50 es sólo un ejemplo de su arsenal exótico, innecesariamente proliferativo y altamente destructivo. El mundo espera el día cuando EE.UU. preste más atención a los asuntos del espíritu, mente y desarrollo metafísico y se retire de su adicción a los juguetes de guerra.

Se ha dicho que si el pueblo norteamericano supiera lo que los militares tienen en su arsenal hoy en día, no lo creerían y pensarían que alguien está fantaseando acerca de un episodio de la película de George Lucas Star Wars.

Pero no es ciencia ficción. El futuro ya está aquí.

Las implicaciones de estas avanzadas naves antigravedad, realizadas por los seres humanos, son varias. Toda la tecnología antigravedad es en el control de una organización que lleva a cabo el encubrimiento OVNI. Esta organización está fuertemente infiltrada por tipos de la Cábala. El Dr. Michael Wolf lamentablemente llegó a la conclusión que la Cábala tenía control eficaz de la misma. Él debe saber; él era un alto miembro de ese especial grupo de estudios, [anteriormente MJ-12], enterrado dentro del Consejo de seguridad nacional.

Puesto que la Cábala controla con eficacia el desarrollo y aplicaciones especiales de estas embarcaciones, sigue siendo un peligro muy alto que la Cábala va a utilizar su creciente flota de antigravedad para intentar repeler a los visitantes de las estrellas y realizar incluso guerras en el espacio. Elementos de la fuerza aérea de Estados Unidos y el comando Naval del espacio están haciendo preparativos para una guerra espacial. (Añadida por la goodetxsg: lucha armada y la fuerza aérea sobre algunos aspectos del control del espacio con un organismo unificado)

¿Qué podemos con respecto esto, como adultos de trabajadores de la luz, niños estrella, semilla de estrellas u otros seres humanos de buena voluntad?

Primero debemos informarnos sobre los usos peligrosos y malvados a los que la tecnología antigravedad (y cuántica) se puede aplicar.

En segundo lugar, ponerse en contacto con nuestros representantes políticos para oponerse a las políticas y sistemas de desarrollo de armas orientadas hacia la guerra del espacio.

En tercer lugar, fomentar el lanzamiento de esta tecnología en el sector civil, donde revolucionaría el transporte, la generación de energía, grandes proyectos de construcción y otros usos pacíficos.

Fuente: codigooculto.com





El inventor, ingeniero mecánico, ingeniero eléctrico y físico Nikola Tesla es muy conocido por haber ideado e implementado mucha de la tecnología que hoy en día conocemos. Si Tesla no hubiera existido es muy posible que la radio, televisión, electricidad AC, la bobina de Tesla, dispositivos de radio control, rayos x y otros sencillamente no hubieran sido inventados o no tendrían el nivel tecnológico que poseen actualmente.


Ante tanto talento en una sola mente, no es de sorprender que Tesla también haya incursionado y logrado notables avances en antigravedad. De hecho, su última patente del año 1928 (#1,655,114), era para una máquina voladora que asemejaba tanto a un helicóptero como a un avión. Antes de morir, Tesla ideó, según informes, los planos para el motor de una nave espacial. El la llamó Space Drive o impulso de campo anti-electromagnético.


Nikola Tesla


William R. Lyne escribió en “Las Físicas Ocultas del Éter” (Occult Ether Physics), que en una conferencia que Tesla preparó para el Instituto del Bienestar del Emigrante (12 de mayo de 1938), trató acerca de la Teoría Dinámica de la Gravedad.

Tesla dijo en su conferencia lo siguiente:

Es uno de dos descubrimientos de gran envergadura que pude resolver en una amplia gama de detalles, durante los años 1893 y 1894.

Mientras Lyne se encontraba investigando las afirmaciones de Tesla, descubrió que sus declaraciones más completas, eran las que se referían a esos descubrimientos. Sin embargo no existían fuentes centralizadas, y solo se podían recoger fuentes dispersadas y escasas, porque los papeles de Tesla fueron decomisados y guardados en cámaras acorazadas del gobierno, por razones de seguridad nacional.

Cuando Lyne solicitó la documentación al Centro de Investigaciones de Seguridad Nacional (ahora Centro de Investigaciones Robert J. Oppenheimer) en el año 1979, le fue denegado el acceso, porque su estado era clasificado.

En una conferencia en el año 1938, Tesla dijo que estaba progresando en su labor, y esperaba muy pronto poder entregar esta teoría al mundo.

Los dos grandes descubrimientos a los que Tesla se refería eran:

La Teoría Dinámica de la Gravedad

La cual asume que un campo de fuerza es responsable por los movimientos de los cuerpos en el espacio; la suposición de que este campo de fuerza en el concepto de la curvatura del espacio (como Einstein); el éter tiene una indispensable función en el fenómeno (de gravedad universal, inercia, momentum y movimiento de los cuerpos celestes, así como toda la materia atómica y molecular).

Energía Ambiental, el descubrimiento de una nueva verdad en la física

No hay energía residente la materia más que aquella que se recibe del ambiente. (Lo cual contradice a Einstein en E=mc2).

Tesla dio este anuncio en su 79 avo cumpleaños (1935). Tesla hizo una breve referencia a la teoría diciendo que es “aplicable a las moléculas y átomos, así como a los cuerpos celestes más grandes, y también a toda la materia en el universo, en cualquier fase de su existencia, desde su misma formación hasta su última desintegración” En un artículo publicado y titulado “El Mayor Logro del Hombre” (presente más abajo), Tesla resumió su Teoría Dinámica de la Gravedad, diciendo que el luminiscente éter llena todo espacio.

El éter actúa sobre la fuerza creativa, dadora de vida, y es arrojado en “remolinos infinitesimales” (“micro-hélices”) cerca de la velocidad de la luz, convirtiéndose en materia ponderable. Cuando la fuerza disminuye y cesa el movimiento, la materia se revierte al éter (una forma de “descomposición atómica”).

Tesla comentaba sus avances utilizando un rico léxico y un gran simbolismo. Él se refiere al Éter como el medio de transferencia, el que hacía posible la aplicación de sus teorías.

En aquellos tiempos las mentes no podían concebir que las ondas luminosas y las ondas electromagnéticas se trasladaran a través del vacío sin soporte alguno. Así como el sonido necesita de un cuerpo elástico para propagarse (el aire, el agua e incluso muchos sólidos) las ondas luminosas y electromagnéticas necesitarían de un medio a través del cual se pudieran también propagar; ese vendría a ser el éter.

En vista de esto, se postuló sobre la existencia de una sustancia, muy sutil y muy elástica, a la que llamaron “éter“, la cual serviría de medio para que las ondas luminosas y electromagnéticas pudieran propagarse.

Actualmente no hay certeza de la existencia del éter, pero no se puede negar que el postulado tiene mucha lógica.

Tesla declara sobre la antigravedad

Cuando Tesla tenía 82 años, emitió la siguiente declaración:
He resuelto una teoría dinámica de la gravedad en todos sus detalles, y espero darle esto al mundo muy pronto.


Explica las causas de esta fuerza y los movimientos de cuerpos celestes bajo su influencia, tan satisfactoriamente que podrá fin a fútiles especulaciones y falsos conceptos, como aquel del espacio curvo. Según los relativistas, el espacio tiene una tendencia a curvarse debido a una inherente propiedad o presencia de cuerpos celestes.

Concediendo una apariencia de realidad a esta fantástica idea, es todavía muy auto-contradictoria. Cada acción está acompañada por una equivalente reacción, y los efectos de esta última están en directa oposición a aquellos de la primera. Suponiendo que los cuerpos actuaran sobre el espacio circundante, causando la curvatura del mismo, le parece, a mi mente simple que los espacios curvos deben tener reacción en los cuerpos y, produciendo los efectos opuestos, enderezarían las curvas.

Puesto que la acción y la reacción son coexistentes, la supuesta curvatura del espacio es enteramente imposible – No obstante, incluso si existiera, no explicaría los movimientos de los cuerpos según lo observado. Solamente la existencia de un campo de fuerza puede explicarlos, y esta suposición aplica con la curvatura del espacio. Toda la literatura sobre este tema es fútil y destinada al olvido.


Es una lástima que Tesla nunca publicó la teoría dinámica de la gravedad. El pensamiento moderno acerca de la gravedad sugiere que, cuando un objeto pesado se mueve, emite ondas gravitacionales que se irradian a la velocidad de la luz. Estas ondas de gravedad se comportan de maneras similares a muchos otros tipos de ondas.

¿La Antigravedad ya fue aplicada y utilizada?

Un artículo en la revista semanal Jane’s Aviation Weekly, afirmó hace un tiempo que el bombardero nuclear B-2 está, de hecho, usando un sistema de propulsión de electro-gravedad.

Un impulso por electro-gravedad de esta clase podría permitir al B-2 funcionar con una eficiencia de propulsión de la sobre-unidad al cruzar a velocidades supersónicas.

Aquellos familiarizados con la investigación de Tesla a principios del siglo 20, rápidamente realizarán que esto es equivalente a indicar que el B-2 puede funcionar cono avión antigravedad.

Bombardero nuclear B-2


También debe considerarse que el B-2 ya no es la única nave aérea en usar tales tecnologías. Desde hace mucho tiempo, una generación completa de naves secretas en proyectos negros pueden haber sido desarrolladas con sistemas de antigravedad.

¿Una conexión entre Tesla y el Proyecto Filadelfia?

Nikola Tesla ha sido también sujeto de controversia, debido a las demandas de Al Bielek y Preston Nichols. Estos hombres han reportado en varios libros y artículos, que Tesla estuvo involucrado en uno de los misterios más disputados de la II Guerra Mundial, El Experimento Filadelfia.

El Experimento Filadelfia, también conocido como Proyecto Arco Iris, fue supuestamente un intento por parte de la Marina de crear un barco que no pudiera ser detectado por minas magnéticas y/o radar. Sin embargo, sus resultados, se dice, fueron muy diferentes y mucho más peligrosos de lo que la Marina hubiera esperado.



A principios de los años ’30, la Universidad de Chicago investigó la posibilidad de la invisibilidad a través del uso de la electricidad. Este proyecto fue más tarde movido al Instituto Princeton de Estudios Avanzados, en donde fue nombrado Proyecto Arco Iris (proyecto invisibilidad), y fue fundado en 1936.

Se dice que Nikola Tesla fue nombrado Director del proyecto. Para realizar los experimentos se utilizó un barco de la Marina. La primera prueba de invisibilidad se realizó en el año 1940 y resultó un total éxito, debido a que el mencionado barco, sin tripulación a bordo se desvaneció ante los ojos de los testigos.

Para lograr este efecto se colocaron dos bobinas Tesla grandes (electroimanes) en cada casco de la nave. Las bobinas se encendían en una especial secuencia, y su fuerza magnética era tan poderosa que doblaba hasta la gravedad misma.

Sin embargo, basándose en los experimentos realizados sobre electro-gravedad, Tesla concluyó que esto era mucho demasiado peligroso. Por tal motivo, según afirma Bielek, Tesla empezó a dudar de esto.

Tesla indicó que iba a haber un serio problema con la tripulación, si se encontraban en el barco en el momento en que las bobinas de gauss eran encendidas, y que la radiación electromagnética los dañaría dentro de esta realidad. Él dijo en numerosas ocasiones que el estaba en contacto con extraterrestres, y que ellos le habían confirmado que habría un problema con el experimento.

Sin embargo, la Marina no hizo caso a los argumentos de Tesla, y debido a que se estaba librando una guerra querían resultados inmediatos. En el segundo experimento. Tesla, temiendo que hubiera gente lastimada o muerta en el experimento, decidió sabotear la prueba de 1942. El resintonizó el equipo, para que no funcionara nada y fallara la prueba.

Tesla renunció en marzo de 1942 y dejó el proyecto.

En Julio de 1943, el destructor estadounidense, Eldridge se dirigió hacia el área de la Bahía Delaware para un experimento naval de los Estados Unidos que involucraba la tarea de hacer invisible el barco, usando la tecnología de Tesla.

Fuente: Los Diarios de Nikola Tesla





SE REVELAN LOS SECRETOS DE LA ANTIGRAVEDAD
Victor Schauberger – Repulsine A & B


El generador “Tornado” (antes de la Guerra) de Schuberger

“La naturaleza no se crea a través de las leyes rígidas, si no por procesos recíprocos rítmicos. La naturaleza no utiliza ninguna de las pre-condiciones de los químicos o de los físicos para los fines de la evolución. En principio la naturaleza excluye todo lo que es fuego, con el propósito del crecimiento; por lo tanto, todas las máquinas contemporáneas no son naturales y están construidas de acuerdo con premisas falsas. La naturaleza se aprovecha de sí misma a través de la forma biodinámica del movimiento, a través de la cual se proporciona el prerrequisito biológico para el surgimiento de la vida. Su propósito es ur-procrear [volver a crear la la esencia primaria de] condiciones ‘mayores’ o mejores de la materia, desde la materia prima originalmente inferior, que proporciona a la generación más antigua o a la numéricamente mayor, la posibilidad de una constante capacidad de evolucionar, porque sin ningún crecimiento y el aumento de reservas de energía, no habría evolución o desarrollo.



Esto resulta en primer lugar, sobre todo en el colapso de la llamada “Ley de la Conservación de la Energía”, y aún más en la siguiente consecuencia, que es de la “Ley de la Gravedad”, y el resto de la dogmática pierde su base racional y práctica.

~ Viktor Schauberger (sobre la “Implosión” no. 81 re-impreso en la revista Nexus abril-mayo de 1996).



Viktor Schauberger también dijo:

Si el agua o el aire se gira en una forma de torsión de oscilación conocido como “coloidal”, el resultado es una acumulación de energética, que, con una inmensa fuerza, puede causar levitación. Esta forma de movimiento es capaz de llevar consigo sus propios medios de generación de energía. Este principio conduce lógicamente a su aplicación al diseño ideal de un avión o submarino … que casi no requiere ninguna fuerza motriz.





~ De “Agua Viva” (“Living Water”) por Olof Alexandersson (1990)

El principio de la turbina del vacío consiste en el hecho de que una tormenta artificial o una alta carga eléctrica de tension, se desarrolla en un tubo capilar y un tubo de doble espiral, en la que se han incorporado electroimanes, que transforma la sustancia del aire en energías eléctricas. Estos se descargan en las paredes laterales y desde allí a través de la difusión se canalizan hacia abajo en forma de calor. A través de la transmutación de la materia aeriforme en energías, la auto-intensificación del vacío físico de un gradiente de calor, se crea en una dirección hacia arriba y a través del desarrollo recurrente en una dirección hacia abajo; se desarrolla una poderosa corriente de aire que a continuación de unos minutos, se intensifica a una fuerza ciclónica. Debido a que la presión de aire en una dirección ascendente se puede reducir progresivamente de esta manera extremadamente simple, el flujo de aire contracorriente puede elevarse a más de 124 mph, (200 km por hora) produciendo alrededor de 10.000 freno de HP (10.000 brake HP) en las superficies inclinadas de la hélice o turbina.

~ Victor Schauberger escribe sobre el Dynamo Paramagnético (Evolución Energética Pg.115)

http://discaircraft.greyfalcon.us/Viktor%20Schauberger.htm

Los Ovnis de Tesla: lo que deberías saber

Todos sabemos que Nikola Tesla y sus inventos, su creatividad y sus ideas, estaba muy adelantado para su tiempo. Tesla es reconocido como uno de los hombres más innovadores y misteriosos que han existido.

Si Tesla no había inventado e investigado todo lo que hizo en su época, nuestra tecnología de hoy estaría mucho peor. Pero, ¿hay algo más sobre Tesla?

¿Tesla ha tenido contacto con los estraterrestres como él proclamó públicamente?

Sin duda, es uno de los más asombrosos inventores que nuestra civilización haya conocido jamás: su conocimiento y sus ideas fueron mucho más allá de lo que era conocido y aceptado en su vida.



¿Es posible que Nikola Tesla previó tecnologías futuristas gracias a su mente abierta? ¿Y es posible que de hecho lo hizo, recibir mensajes de seres que no eran de la Tierra?

Uno de sus inventos más misteriosas es el OVNI o mejor dicho, el objeto de vuelo ‘Identificado’.

Curiosamente, hace más de cien años, durante la primera década del siglo XX, Tesla presentó una solicitud para patentar un avión particular, que él llamó “el primer platillo volante del mundo,” el primer ovni en el mundo hecho por el hombre.

Lo que muchas personas encuentran interesante, son los métodos utilizados en el diseño del platillo volante, emparejado con las descripciones de aquellos que afirmaron haber visto un OVNI desde el interior: un condensador discoidal con un tamaño suficiente, para proporcionar suficiente empuje para volar, mientras que otros pequeños condensadores permitieron controlar la dirección del platillo volante, a lo que añadió un sistema de estabilización giroscópico y un control de “conducir”. eléctrico.

Tesla fue todo sobre el futuro, y su objeto volador futurístico, era lo más importante y superior de la línea; el interior de la nave estaba equipada con pantallas planas y cámaras de vídeo externas, para los puntos ciegos del piloto.

No hay puntos ciegos en el platillo volante de Tesla: Los Ovnis de Tesla tienen ojos, y éstos fueron hechos de lentes electro-ópticos, dispuestos en cuadrantes, lo que al piloto le permite ver todo.

Al igual que los aviones de hoy, que están diseñados con ordenadores enormes, pantallas y monitores, fueron colocados en una consola dentro del platillo volante de Tesla, desde donde el navegador podía observar todas las áreas alrededor del vehículo, y un increíble invento de Tesla incluían lentes de aumento, lo que podría haber sido utilizado sin cambiar posiciones.

El magnífico platillo volante de Tesla, fue impulsado por la “Energía Libre”! Ya que el objeto volador no incluía una fuente de energía propia, necesitaba ser energizado por las torres de transmisión inalámbrica, fuentes de “Energía Libre” de Tesla.



Extraído de: piramidesdebosnia.com





Expertos vaticinan que el desarrollo de la IA, el mayor reto tecnológico de la historia, dará a luz una nueva generación de robots autónomos capaces de atender nuestras necesidades. Pero ¿constituirán una amenaza?



Si hacemos caso a Elon Musk, el visionario magnate que fundó PayPal, la compañía de vehículos eléctricos y baterías Tesla o la corporación espacial privada SpaceX, la humanidad se enfrenta a una nueva y formidable amenaza: la inteligencia artificial (IA). “Es como esas historias en las que alguien convoca al demonio. Siempre hay un tipo con un pentáculo y agua bendita convencido de que así podrá controlarle, y claro, no funciona”, señala.

Su preocupación tiene mucho que ver con el dinero. Los pesos pesados del sector tecnológico están apostando fuerte en este sentido. Google, por ejemplo, adquirió el año pasado DeepMind, una empresa especializada en el desarrollo de redes neurales en la que ya había invertido Musk. El gigante de las búsquedas trabaja en un sistema informático capaz de distinguir en un vídeo una cara humana de la de un perro, gente patinando o durmiendo, un gato... Y todo por sí solo y sin que nadie haya puesto etiquetas en el archivo previamente.

La idea es que vaya aprendiendo, por así decirlo, tras alimentarse con millones de grabaciones. IBM, por su parte, afina su superordenador Watson, que en 2011 derrotó a los campeones humanos del concurso estadounidense de preguntas y respuestas Jeopardy! Su intención es mejorar las funciones cognitivas del ingenio y comprobar sus capacidades para realizar diagnósticos médicos, análisis de la personalidad y traducciones en tiempo real. Los ingenieros de Facebook no se quedan atrás y han ideado un algoritmo que permite reconocer un rostro con éxito el 97 % de las veces, aunque haya sido mal captado.

Musk asegura que las cosas van demasiado rápido, y que por eso la IA es una tecnología que puede resultar tan peligrosa como los maletines nucleares. En el coro de los agoreros del apocalipsis artificial destaca la voz del filósofo británico Nick Bostrom, de la Universidad de Oxford, que compara nuestro destino con el de los caballos, cuando fueron sustituidos por los automóviles y los tractores. En 1915, había en EE. UU. unos veintiséis millones de estos equinos. En la década de los cincuenta, quedaban solo dos millones. Los caballos fueron sacrificados para venderse como comida para perros. Para Bostrom, la IA supone un riesgo existencial para la humanidad comparable con el impacto de un gran asteroide o el holocausto nuclear. Todo ello, por supuesto, siempre que podamos construir ordenadores pensantes. Pero ¿qué significa exactamente esto?

En realidad, el concepto de inteligencia artificial no es tan reciente como parece. Desde los tiempos de Alan Turing –al que se considera el padre de la misma– y la construcción de su dispositivo Bombe, que permitió descifrar los códigos de la máquina Enigma alemana, han pasado más de setenta años. En un momento dado del film The Imitation Game (Morten Tyldum, 2014), en el que Benedict Cumberbatch interpreta al célebre matemático, un detective le pregunta: “¿Podrán las máquinas algún día pensar como los humanos?”. A lo que él responde: “La mayoría de la gente piensa que no.

El problema es que está haciendo una pregunta estúpida. Desde luego que las máquinas no pueden pensar como las personas. Son diferentes, y piensan diferente. La cuestión es: por el hecho de que algo sea diferente, ¿significa que no puede pensar?”. El detective le interpela entonces por el título de su artículo, The Imitation Game. “Es un juego, un test para determinar si alguien es un ser humano o una máquina”, indica Turing. “Hay un tema general. Un juez pregunta, y a partir de las respuestas, decide si habla con una persona o una máquina”. La escena quizá sea inventada, pero su contenido es real. El test existe.

La IA causa furor gracias a la literatura y al cine. Pero ¿cuál es el grado real de progreso? Hace más de quince años, estuve en el Instituto de Robótica de Pittsburgh, en EE. UU., uno de los templos de esta disciplina. Por entonces, formaba parte de un equipo de TVE que recogía los últimos avances tecnocientíficos en una serie de divulgación llamada 2.Mil. Tengo que reconocerlo: me llevé un chasco morrocotudo por culpa de la imagen de la robótica que nos ha inculcado la ciencia ficción.

Los aparatos que tenían allí eran poco más que cacharros en manos de ingenieros en vaqueros, y parecían salidos de un garaje de frikis. Se averiaban a la menor ocasión. Me hablaron de Florence, una enfermera robot que iba a revolucionar la geriatría. En realidad, se trataba de una especie de tonel con cabeza a la que habían pegado ojos y labios de silicona para dibujar sonrisas.

Florence tenía una cámara de televisión incorporada y un monitor. Las pilas se le agotaban rápido. Y, desde luego, no entendía lo que le decíamos. Todo aquello que pronunciaba tenía que programarse con antelación, así que un ingeniero trabajó a destajo para que saliera al pasillo y nos diera un mensaje de bienvenida.

Había leído muchas cosas sobre lo que hacían en Pittsburgh, especialmente de Xavier, un robot que sabía por dónde iba, toda una revolución. Pero no era otra cosa que otro tonel con ruedas que se desplazaba por los pasillos del instituto gracias a un mapa que tenía en su memoria. Ante unas escaleras, se paraba para no matarse. Por lo visto, irrumpía en las dependencias para contar chistes verdes. Aquella mañana vi a Xavier mientras era llevado a rastras, una imagen que jamás olvidaré. ¡Estaba en las catacumbas de la robótica! Acudí a la oficina de Hans Moravec, uno de los visionarios más famosos, pero todo lo que decía resultaba difícil de creer.

Moravec estaba convencido de que en cincuenta años los androides desplazarían a los humanos. Durante más de una hora estuvo hablando sin parar sobre la evolución de estos dispositivos y su creciente inteligencia, gracias al avance de los microprocesadores y su capacidad de manejar cada vez más información. Fue una charla cautivadora. La evolución de las máquinas iba a ser imparable. “Ha llegado la hora de que nos marchemos”, concluía este científico nacido en Austria.

Moravec dejó el instituto para fundar una compañía de robots industriales con visión 3D. Antes, me había enseñado en su ordenador una imagen percibida por uno donde se veían sillas y mesas que tenían un aspecto pixelado. ¿Y cómo podría saber la máquina qué era qué? En aquel verano de 1999, Moravec contaba que estaba fascinado por un nuevo buscador de internet, el más inteligente y mejor diseñado. Fue la primera vez que oí hablar de Google.

Ahora, Google ha comprado una empresa de IA a Musk y ha desarrollado el primer coche autónomo, que ya ha recorrido 1,6 millones de kilómetros sin conductor, y el sistema que diferencia gatos de personas en YouTube. El mundo está literalmente invadido por cantidades inconcebibles de información, que circula por la Red, y la capacidad de computación aumenta sin cesar. Pero ¿de verdad tenemos razones para temer que una máquina llegue algún día a pensar como nosotros?

Ramón López de Mantarás, director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del CSIC, es uno de los más reconocidos expertos españoles en robótica e IA. “No”, responde a MUY. Y añade: “No sé qué pasará dentro de cientos de años, pero todo este tema del que se habla, la singularidad, la trascendencia, que habrá máquinas con consciencia y cualidades mejoradas con respecto a la inteligencia humana en cuestión de treinta o cuarenta años no tiene sentido... Nunca he visto un argumento científico que lo apoye”.

El punto de vista de López de Mantarás encaja con lo que sentí hace quince años, en mi frustrante visita a Pittsburgh. El mundo ha cambiado mucho desde entonces, pero lo cierto es que aún no se vislumbran las máquinas que acabarán siendo conscientes de sí mismas para desencadenar la catástrofe, como ocurre en las películas de la saga Terminator.

Discrepa así de gurús como el futurólogo Raymond Kurzweil, que hoy trabaja en la división de Ingeniería de Google. Al igual que Moravec, este está convencido de que durante este siglo los robots serán capaces de pasar el citado test de Turing, incluso antes de 2029. Pues bien, no sería la primera vez que se cumple una de sus predicciones.



A finales de los 80, Kurzweil aseguró que hacia 1998 un ordenador ganaría a un campeón mundial de ajedrez: ocurrió en 1996, cuando Gari Kasparov perdió una partida contra el programa informático de IBM Deep Blue. En esos años, también imaginó que internet, por entonces una red relegada a instituciones académicas, se extendería por el mundo. Ahora afirma que en 2045 las computadoras serán mucho más potentes que todos los cerebros humanos de la Tierra juntos. Cuando habla, los medios caen rendidos ante ese mundo artificial. “Es una persona muy mediática”, concede López de Mantarás. “Pero detrás no hay nada científico”.

Marvin Minsky, cofundador del Laboratorio de Inteligencia Artificial del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), galardonado el año pasado por la Fundación BBVA, sí cree que se desarrollarán máquinas tan inteligentes como los humanos. “No obstante, el tiempo que esto lleve dependerá de si se trabaja en los problemas adecuados y del dinero”, manifiesta Minsky. “Es un enfant terrible”, asegura López de Mantarás, que estuvo en el congreso que el MIT celebró recientemente en su honor.

“Minsky piensa que los grandes avances en este campo se realizaron entre los 60 y los 80, y luego se abandonaron todas las ideas con respecto a la IA en su sentido general”. Así, lo que habría quedado en el panorama actual es la especialización, máquinas que son extraordinarias jugando al ajedrez, pero que no saben nada de las damas o el parchís. “Las IA especializadas son un buen negocio, y estoy a favor de ellas. Faltaría más. Es lo que es realmente la inteligencia artificial hoy en día”, indica López de Mantarás.

La investigación generalista en IA está desapareciendo. En este mundo inundado de datos, esta tecnología es completamente distinta. El coche autónomo de Google o el superordenador Watson de IBM analizan terabytes de información para tomar decisiones correctas. Sin embargo, no saben explicar cómo han llegado a ellas. En otras palabras, cuando el sistema escupe su respuesta, es incapaz de responder a esta pregunta: ¿y eso por qué? “Hemos renunciado al porqué y nos hemos quedado con el qué”, lamenta Pérez de Mantarás.

Por ejemplo, hace unos años, un sistema experto que deducía que el paciente sufría neumonía podía justificar ese diagnóstico a partir del historial del enfermo y los cultivos realizados, pero ahora un software tan complejo como Watson no puede hacerlo. Simplemente elabora una conclusión a partir de la abrumadora cantidad de datos que maneja, pero no ofrece una razón. “Esto crea problemas de aceptación por parte del usuario”, afirma Pérez de Mantarás.

Fijémonos en la película Yo, robot (Alex Proyas, 2004): las calles están plagadas de humanoides que llevan la compra, sirven copas, reparten perritos calientes... Si nos olvidamos por un momento de la fantástica agilidad que demuestran y la inteligencia general que atesoran, ¿qué nos quedaría? Está claro: un ejército de especialistas.

Los drones, una manifestación de esta tendencia

La fuerza aérea estadounidense mantiene más de 8.000 de estos aparatos ahora mismo para combatir el terrorismo, según la Institución Brookings. En sus operaciones, ya han matado a más de 2.400 personas. Los modelos comerciales, por su parte, filman e investigan cualquier cosa. Por ejemplo, equipados con sensores de infrarrojos, algunos pueden detectar qué plantas están enfermas o sufren ataques de parásitos.



Así, es posible idear un plan de fumigación a la carta. Otros ayudan a controlar la caza furtiva y aportan pistas a los biólogos que estudian los vuelos de las aves y sus trayectorias. Los hay de todo tipo. El más grande de todos, el Eitan, de fabricación israelí, posee una envergadura de 26 m, casi como un Boeing 737. Por el contrario, el diminuto Nano Hummingbird, de 16 cm, desarrollado con el apoyo de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos (DARPA), podría pasar por un colibrí. Los robots literalmente han despegado hacia su libertad, aunque, eso sí, bajo control humano.

Entre la fauna robótica que permanece en tierra nos encontramos desde el Roomba, un pequeño aspirador semiautónomo con forma de disco ideado por iRobot que se ha convertido en todo un éxito comercial, hasta el PackBot –de la misma firma–, un róver militar provisto de un brazo robótico capaz desde manipular bombas hasta inspeccionar lugares contaminados por radiactividad. El TUG, por su parte, obra de Aethon, parece una especie de mesita con ruedas y sensores. Gracias a estos últimos, se desplaza sin problemas por los pasillos de algunos hospitales estadounidenses para llevar medicinas y otros suministros.

Fuente: muyinteresante.es





El pasado mes de junio, un equipo de investigadores chinos batió el récord de teleportación cuántica con una distancia récord de 1.200 km. Ahora, ese mismo equipo ha vuelto a hacer historia con algo que parece ciencia-ficción: la primera teleporactión de una partícula a un satélite en órbita.


Interpretación artística del satélite Micius, enviando pares de fotones a la superficie terrestre


El proyecto comenzó el pasado año con el lanzamiento de Micius, un satélite en órbita geosincrónica (que pasa todos los días sobre los mismos puntos) capaz de generar, detectar y emitir pares entrelazados de fotones.

En un primer experimento, Micius se convirtió en la pieza clave para batir el récord de teleportación cuántica. El equipo chino logró un entrelazamiento de fotones entre dos estaciones de recepción separadas 1.200 kilómetros entre sí. Mediante un láser ultravioleta y un sistema de lentes, Micius creaba pares de fotones entrelazados y los envíaba hacia las estaciones a un ritmo de 5,9 pares por segundo. Solo uno de cada seis millones de fotones dio resultado positivo, pero sigue siendo un éxito rotundo.


Teletransportar un fotón al espacio

Un nuevo experimento ha añadido dos espectaculares funciones a Micius: teletransportar partículas y teletransportar claves de cifrado cuántico.

La teleportación cuántica no desplaza materia o energía en el sentido en que lo solemos ver en la ciencia-ficción. Lo que hace es aprovechar un fenómeno conocido como entrelazamiento cuántico. El entrelazamiento cuántico es una propiedad de las partículas subatómicas como los fotones por el que dos de estas partículas se vinculan de tal manera que comparten sus propiedades independientemente de la distancia que las separa. Si una de ellas cambia, por ejemplo, su polarización, la otra cambia para imitarla.

Ese cambio tiene lugar incluso a kilómetros de distancia, lo que le valió al entrelazamiento cuántico el apelativo de fantasmagórica relación a distancia por parte del mismísimo Albert Einstein.


Esquema del experimento llevado a cabo con el satélite Micius. Foto Xianhua News


Lo que ha logrado ahora el equipo responsable del satélite Micius (nombrado así en honor a un filósofo chino) es teletransportar una partícula o, para ser exactos, su información cuántica.

Esta vez, los investigadores han empleado una estación situada en la cordillera del Himalaya, a 4.000 metros de altura, para minimizar las interferencias de la atmósfera. Desde esa estación han creado una pareja de fotones entrelazados y ha enviado uno de ellos al satélite. Luego han modificado las propiedades de la partícula en el satélite y su homónima en tierra ha cambiado en consonancia.

En un segundo experimento, han logrado enviar cadenas de fotones que forman una clave cifrada. Se considera que el cifrado cuántico es tan seguro que es supuestamente infranqueable.

La base para una red espacial de telecomunicaciones

Puede que teleportar la información cuántica de un fotón hasta un satélite no sea tan llamativo como el sistema de teletransporte de las naves de la federación en Star Trek, pero es un hito brutal.

Los primeros experimentos de teleportación cuántica se realizaron en laboratorio y a través de cables ópticos, pero la técnica se ha hecho inalámbrica con rapidez, y los récords de distancia han caído uno detrás de otro en pocos años. Desarrollar la técnica para este tipo de transmisiones no es fácil porque el entrelazamiento cuántico es un fenómeno muy sensible a interferencias ambientales.

La mejor parte es que la teleportación cuántica parece aún más efectiva en el vacío del espacio. Los resultados del experimento sientan las bases para el desarrollo de sistemas de comunicaciones espaciales a larga distancia mediante entrelazamiento cuántico de partículas. En otras palabras, abre las puertas a un equivalente a Internet en el espacio. [MIT Technology Review vía Science News]

Extraído de: gizmodo.com





La campana nazi tenía 2 cilindros giratorios que contenían una sustancia parecida al mercurio, llamada xerum 525, y cuando giraban en sentido contrario desprendían un brillo de color violeta. El exterior del artefacto estaba forrado con material de cerámica; curiosamente los transbordadores espaciales de la Nasa, como el Columbia, estaban envueltos en su capa más superficial por un revestimiento de losetas de cerámica, que hacen la función de aislante térmico.





¿Pero qué era la Campana nazi y para qué servía?

Cuando se ponía en funcionamiento la Campana, los dos tambores rotatorios giraban contrariamente y el objeto se elevaba como los antiguos vimanas, y se podía desplazar; el artefacto despedía unas radiaciones que llegaron a afectar a los científicos del proyecto. Era el primer prototipo de motor contra la gravedad y abrió un camino nuevo en el camino de la física y la tecnología. De este modo este ingenio técnico podía servir como el sistema de propulsión para los secretos ovnis nazis que se estuvieron desarrollando en la última fase del Tercer Reich.



El proyecto ultrasecreto de "Die Glocke", The Bell, la Campana Nazi, estaba bajo el mando del misterioso General de las SS Hans Kammler, (a la izquierda en esta foto) un ingeniero científico que había estado involucrado también en el desarrollo de los misiles V-2, aviones reactores, alas volantes, ovnis nazis, y construcciones subterráneas, entre otros proyectos. También diseñó muchos de los Campos de Exterminio nazis y los hornos del horror, entre ellos el de Auswitch.

Hans Kammler era un personaje muy importante dentro de la tecnología militar nazi, pero que resultó siempre poco conocido, ya que después de la 2ª guerra mundial, el gobierno norteamericano tampoco tenía interés en divulgar la trayectoria tecnológica y los logros científicos de los ingenieros nazis como Kammler.


Junto a una fábrica abandonada se encuentra el Anillo de pruebas, los respiraderos subterráneos, y la entrada al complejo de experimentación de la Campana.


Igor Witkowski (arriba a la derecha) es un investigador polaco de tecnología militar que ha pasado más de 20 años estudiando el ingenio prodigioso de la Campana nazi.

El periodista Nick Cook, especialista en temas aeroespaciales y de defensa, que trabaja para la revista Jane’s Defense Weekly, se interesó por la información que Igor Witkowski tenía sobre los proyectos tecnológicos de los nazis, y especialmente por la Oficina de desarrollos secretos, la "Kammlerstab", que dirigía Hans Kammler.

Igor Witkowski mostró a Nick Cook el campo de operaciones del proyecto de la Campana nazi, la mina de Ludwigsdorf, el anillo de pruebas de la campana, los respiraderos subterráneos y demás instalaciones relacionadas.

Era en la región montañosa de la frontera checa, entre los Sudetes y la Baja Silesia, y junto a la aldea de Ludwigsdorf, donde se encontraba una mina en la que los nazis desarrollaban el modelo revolucionario antigravitacional.

Cuando el Ejército soviético estaba llegando a la aldea de Ludwigsdorf, hoy llamada Ludwikowice, el oficial de las Waffen SS, Karl Sporrenberg, por orden directa de Hitler, llevó a cabo la ejecución de 62 científicos nazis que trabajaban en el proyecto Die Glocke; unos hechos por los cuales fué juzgado posteriormente en los tribunales como criminal de guerra. Según Sporrenberg, el prototipo secreto habría sido trasladado a una zona de seguridad en Noruega.



Lo cierto es que después de la guerra nunca más se volvió a saber de la Campana nazi ni del General Hans Kammler; desaparecieron con su secreto. Algunas teorías dicen que la Campana fué trasladada en un avión de carga, haciendo escala en Barcelona, España, hacia el cono sur americano, entre Chile y Argentina, o incluso a la zona de la Antártida. Y otra línea de investigación apunta a que la Campana fué llevada a Japón.

Sin embargo lo más sorprendente de la Campana nazi era que este proyecto secreto había sido desarrollado con los nombres de Kronos (tiempo) y Lanterntrager (portador de luz), figurando en los documentos secretos extrañas referencias a una "Puerta del Tiempo".

Parece que el verdadero secreto de Die Glocke, The Bell, la Campana nazi, es que podía ser una "Máquina del Tiempo", que para funcionar, necesitaba activar sus sistemas propulsores giratorios y realizar al mismo tiempo pequeños desplazamientos aéreos. Y es que, efectivamente, una máquina del tiempo podía ser una gran arma efectiva, el arma definitiva, para cambiar el curso de la guerra.



El 9 de diciembre de 1965, un objeto volante desconocido, con forma de bellota o de campana, se estrelló en las proximidades de la localidad estadounidense de Kecksburg, en Pensilvania. Este suceso fué conocido en el estudio de la Ufología como el caso de Kecksburg. El artefacto tenía inscripciones extrañas, al igual que la campana nazi, y fué recuperado rápidamente por las fuerzas militares. Muchos testigos vieron el extraño suceso.

Todo hace pensar que el ovni de Kecksburg era el resultado del desarrollo del proyecto de la campana nazi. De hecho, la hipótesis más probable de todas es que tanto Hans Kammler como la Campana nazi acabaron en las bases secretas del gobierno estadounidense, protegidos con el máximo secreto, dentro de la "Operación Paperclip".

Fuente: conspiraciones1040.blogspot.com





El dron Taranis es uno de los desarrollos armamentísticos de vanguardia, con una tecnología única en su clase. Sus detalles son uno de los secretos mejor guardados. Su autonomía para detectar y atacar objetivos genera polémica.


Copyright © BAE Systems






El denominado ovni terrestre (TR3B, TR-3B o TR-3 Black Manta), creado por expertos de la NASA y la Fuerza Aerea Estadounidense, más que un mito se supone que es una realidad y que varias veces fue visto en el cielo. Confundido con los famosos Ovnis triangulares, tal vez esta nave esta generando unas falsas espectativas o ideas sobre un posible contacto extraterrestre.






Neil Harbisson; músico, artista es el primer cíborg reconocido legalmente por un gobierno.






Un equipo multidisciplinar de investigadores de la Universidad de Harvard ha recibido más de 28 millones de dólares en financiación para asumir el desafío de desarrollar nuevos algoritmos de aprendizaje automático que desarrollen la Inteligencia Artificial hasta el punto de que se parezca más al cerebro humano.







Imagine que posee una mina en la Luna y no puede enviar más que solo una "mina automática" para extraer el mineral; ahora imagine que esa máquina/mina automática no es lo suficiente eficiente como para que el mineral sea barato.







10.-Lanzallamas


El lanzallamas se cree que se invento en 1901 por Richard Fielder como un arma a partir de petróleo y que fue usada por primera vez en la primera guerra mundial. Pero 1300 años antes el imperio bizantino ya estaba usando un arma única que podría quemar utilizando agua llamado el fuego griego. Utilizándolo como un lanzallamas naval incendiando barcos enemigos.







No será la guerra mundial ni el hambre la que eventualmente acabe con la especie humana. El director del centro de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés) Seth Shostak asegura en un artículo que la humanidad, tal como la conocemos, desaparecerá a finales de este siglo como consecuencia de los avances tecnológicos y científicos.







¿Te gustaría navegar por internet, hacer una llamada telefónica o enviar un mensaje utilizando sólo tu cerebro? ¿Quisieras descargar el contenido de un libro de 500 páginas en tu memoria en menos de un segundo o tener millones de nanobots por tu cuerpo monitoreándote para evitar enfermedades? ¿Qué tal poder conectarte a una base de datos con todo el conocimiento humano sin importar dónde estés?