Translate
open

Posts



Fantasmas

Ver más Videos

Ovnis

Ver más Videos

Ciencia

Ver más Videos

Cámaras de Vigilancia

Ver más Videos
Videos en la Categoría: Post-Espacio
Mostrando entradas con la etiqueta Post-Espacio. Mostrar todas las entradas

El VLT revela un objeto rojo oscuro y muy alargado


Esta ilustración muestra el primer asteroide interestelar: 'Oumuamua. Este objeto único fue descubierto el 19 de octubre de 2017 por el telescopio Pan-STARRS 1, en Hawái. Crédito: ESO/M. Kornmesser


Por primera vez los astrónomos han estudiado un asteroide que ha entrado en el Sistema Solar desde el espacio interestelar. Observaciones llevadas a cabo con el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Chile, y con otros observatorios del mundo, muestran que este objeto único ha viajado por el espacio durante millones de años antes de su encuentro casual con nuestro sistema estelar. A diferencia de los objetos que suelen encontrarse en el Sistema Solar, este parece ser metálico o rocoso, muy alargado y de un color rojo oscuro. Los resultados aparecen en la revista Nature del 20 de noviembre de 2017.

El 19 de octubre de 2017, el telescopio Pan-STARRS 1, en Hawái, captó un débil punto de luz moviéndose a través del cielo. Al principio parecía un pequeño asteroide típico de rápido movimiento, pero observaciones llevadas a cabo durante los dos días posteriores, permitieron calcular su órbita con bastante precisión, lo que reveló, sin ninguna duda, que este cuerpo no se originó dentro del Sistema Solar, como todos los demás asteroides o cometas observados hasta ahora, sino que venía del espacio interestelar. Aunque originalmente fue clasificado como cometa, observaciones de ESO y de otras instalaciones no revelaron signos de actividad cometaria tras su paso más cercano al Sol, en septiembre de 2017. El objeto ha sido reclasificado como un asteroide interestelar y nombrado 1I/2017 U1 ('Oumuamua) [1].


Esta combinación de imágenes muy profundas muestra al asteroide interestelar 'Oumuamua en el centro de la imagen. Está rodeado de senderos de estrellas débiles que dejan su rastro, dado que los telescopios seguían al asteroide en movimiento. Esta imagen fue creada mediante la combinación de varias imágenes del Very Large Telescope de ESO y el telescopio Gemini Sur. El objeto está marcado con un círculo azul y parece ser una fuente puntual, sin polvo circundante. Crédito: ESO/K. Meech et al.
“Tuvimos que actuar con rapidez”, explica Olivier Hainaut, miembro del equipo de ESO, en Garching (Alemania). “'Oumuamua había pasado ya su punto más cercano al Sol y se dirigía hacia el espacio interestelar”.

Este diagrama muestra la órbita del asteroide interestelar 'Oumuamua a medida que pasa a través del Sistema Solar. A diferencia de otros asteroides y cometas observados antes, este cuerpo no está ligado gravitatoriamente al Sol. Ha llegado desde el espacio interestelar y regresará allí tras su breve encuentro con nuestro sistema estelar. Su órbita hiperbólica está muy inclinada y, en su camino, no parece haber pasado cerca de ningún otro cuerpo del Sistema Solar. Crédito: ESO/K. Meech et al.


Dado que puede hacerlo con mucha más precisión que telescopios más pequeños, el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO entró inmediatamente en acción para medir la órbita, el brillo y el color del objeto. La rapidez era vital, ya que 'Oumuamua está desapareciendo rápidamente, pues se aleja del Sol y ha pasado la órbita de la Tierra, en su camino fuera del Sistema Solar. Pero había más sorpresas por venir.

Combinando las imágenes del instrumento FORS del VLT (con cuatro filtros diferentes) con las de otros grandes telescopios, el equipo de astrónomos dirigido por Karen Meech (Instituto de Astronomía, Hawái, EE.UU.) descubrió que 'Oumuamua varía muchísimo su brillo, en un factor de diez, a medida que gira sobre su eje cada 7,3 horas.


Este diagrama muestra cómo, a lo largo de tres días del mes de octubre de 2017, el asteroide interestelar 'Oumuamua ha variado su brillo. El amplio rango del brillo — sobre un factor de 10 (2,5 magnitudes) —, se debe a la forma muy alargada de este objeto único, que rota cada 7,3 horas. Los diferentes puntos de colores representan las medidas hechas a través de diferentes filtros, que cubren la parte visible y del infrarrojo cercano del espectro. Crédito: ESO/K. Meech et al.


Karen Meech lo explica: “Esta gran variación en brillo, poco común, significa que el objeto es muy alargado: su longitud es unas diez veces mayor que su anchura, con una forma compleja y enrevesada. También descubrimos que tiene un color rojo oscuro, similar a los objetos del Sistema Solar exterior, y confirmamos que es totalmente inerte, sin el menor atisbo de polvo alrededor de él”.

Estas propiedades sugieren que 'Oumuamua es denso, posiblemente rocosos o con gran contenido metálico, sin cantidades significativas de hielo ni agua, y que su superficie ahora es oscura y está enrojecida debido a los efectos de la irradiación de rayos cósmicos durante millones de años. Se estima que mide al menos 400 metros de largo.

Cálculos orbitales preliminares sugieren que el objeto viene aproximadamente de la dirección en la que se encuentra la brillante estrella Vega, en la constelación septentrional de Lyra. Sin embargo, incluso viajando a la vertiginosa velocidad de 95000 kilómetros/hora, le llevó tanto tiempo a este objeto interestelar hacer el viaje a nuestro Sistema Solar que Vega no estaba cerca de esa posición cuando el asteroide estaba allí, hace unos 300 000 años. Es probable que 'Oumuamua haya estado vagando a través de la Vía Láctea, independiente a cualquier sistema estelar, durante cientos de millones de años antes de su casual encuentro con el Sistema Solar.

Los astrónomos estiman que, una vez al año, un asteroide interestelar similar a 'Oumuamua pasa por el interior del Sistema Solar, pero son débiles y difíciles de detectar, por lo que no se han visto hasta ahora. Gracias a los nuevos telescopios de rastreo como Pan-STARRS, que son lo suficientemente potentes, ahora tenemos la oportunidad de descubrirlos.

“Seguimos observando este objeto único”, concluye Olivier Hainaut, “y esperamos precisar con más exactitud de dónde proviene y cuál será su próximo destino en su viaje por la galaxia. Y ahora que hemos encontrado la primera roca interestelar, ¡nos estamos preparando para las próximas!”.


Notas

[1] La propuesta del equipo Pan-STARRS para nombrar al objeto interestelar fue aceptada por la Unión Astronómica Internacional, que es responsable de otorgar nombres oficiales a los cuerpos del Sistema Solar y más allá. El nombre es hawaiano (más detalles en este enlace). La IAU también creó una nueva clase de objetos para los asteroides interestelares, siendo este el primero en recibir esta designación. Las formas correctas para referirse a este objeto son ahora: 1I, 1I/2017 U1, 1I /'Oumuamua y 1I/2017 U1 ('Oumuamua). Tenga en cuenta que el signo antes de la O es un okina. Por lo tanto, el nombre debe sonar como H O u mu a mu a. Antes de la introducción del nuevo esquema, el objeto fue nombrado como A/2017 U1.

Información adicional

Este trabajo de investigación se ha presentado en el artículo científico titulado “A brief visit from a red and extremely elongated interstellar asteroid”, por K. Meech et al., que aparece en la revista Nature del 20 de noviembre del 2017. El equipo está formado por Karen J. Meech (Instituto de Astronomía, Honolulu, Hawái, EE.UU. [IfA]); Robert Weryk (IfA), Marco Micheli (Centro de Coordinación ESA SSA-NEO, Frascati; INAF–Observatorio Astronómico de Roma, Monte Porzio Catone, Italia); Jan T. Kleyna (IfA); Olivier Hainaut (ESO, Garching, Alemania); Robert Jedicke (IfA); Richard J. Wainscoat (IfA); Kenneth C. Chambers (IfA); Jacqueline V. Keane (IfA); Andreea Petric (IfA); Larry Denneau (IfA); Eugene Magnier (IfA); Mark E. Huber (IfA); Heather Flewelling (IfA); Chris Waters (IfA); Eva Schunova-Lilly (IfA); y Serge Chastel (IfA).

ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. Cuenta con el respaldo de dieciséis países: Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, el Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza, junto con el país anfitrión, Chile. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desarrolla un importante papel al promover y organizar la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope, el observatorio óptico más avanzado del mundo, y dos telescopios de rastreo. VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía) trabaja en el infrarrojo y es el telescopio de rastreo más grande del mundo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT) es el telescopio más grande diseñado exclusivamente para rastrear el cielo en luz visible. ESO es el socio europeo de un revolucionario telescopio, ALMA, actualmente el mayor proyecto astronómico en funcionamiento del mundo. Además, cerca de Paranal, en Cerro Armazones, ESO está construyendo el ELT (Extremely Large Telescope), el telescopio óptico y de infrarrojo cercano de 39 metros que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.

Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.

El nodo español de la red ESON está representado por J. Miguel Mas Hesse y Natalia Ruiz Zelmanovitch.

Fuente: ESO





Un nuevo planeta, Ross 128 b, se acaba de sumar a la lista de candidatos en la búsqueda de indicios de vida más allá del Sistema Solar. El Observatorio Austral Europeo (ESO, por sus siglas en inglés) ha informado del descubrimiento de este nuevo planeta templado del tamaño de la Tierra a tan sólo 11 años luz de nuestro planeta, lo que lo convierte en el segundo planeta más templado y más cercano a la Tierra tras Próxima b. Además, Ross 128 b es el más cercano descubierto que orbita una estrella enana roja inactiva, Ross 128, en la constelación de Virgo, "lo que puede aumentar las probabilidades de que se trate de un planeta que, potencialmente, pudiera albergar vida", según ESO.



Esta recreación artística muestra al planeta templado Ross 128 b, con su estrella enana roja anfitriona al fondo. Este planeta, que se encuentra a tan solo once años luz de la tierra, fue descubierto por un equipo que ha utilizado un instrumento único en su clase, el cazador de planetas HARPS de ESO. El nuevo mundo es ahora el segundo planeta templado más cercano tras Próxima b. También es el planeta más cercano descubierto que orbita a una estrella enana roja inactiva, lo cual puede aumentar las probabilidades de que se trate de un planeta que, potencialmente, pudiera albergar vida. Ross 128 b será un blanco perfecto para el ELT (Extremely Large Telescope) de ESO, que será capaz de buscar biomarcadores en su atmósfera.

Crédito: ESO/M. Kornmesser


El equipo que ha realizado el descubrimiento ha utilizado un instrumento único en su clase, el cazador de planetas Harps de ESO, instalado en el Observatorio La Silla (Chile). Ross 128 b será un blanco perfecto para el Extremely Large Telescope (ELT) de ESO, que será capaz de buscar biomarcadores en su atmósfera. "Ross 128b está muy cerca, lo que nos permitirá verlo con un telescopio como el ELT, en construcción para 2025", explica a AFP Xavier Bonfils, astrónomo del Observatorio de Ciencia del Universo de Grenoble.

Este exoplaneta de baja masa orbita Ross 128 cada 9,9 días. Ross 128 es la estrella cercana "más tranquila" que alberga un exoplaneta templado de este tipo. Se espera que este mundo sea templado, con una temperatura superficial que también podría ser similar a la de la Tierra. "Este descubrimiento se basa en más de una década de seguimiento intensivo con el instrumento Harps, junto con reducción de datos y técnicas de análisis de última tecnología", explica el coautor del artículo, Nicola Astudillo-Defru, del Observatorio de Ginebra.


Esta imagen muestra el cielo que rodea a la estrella enana roja Ross 128 en la constelación de Virgo. Fue creada a partir de imágenes que pertenecen al sondeo “Digitized Sky Survey 2”. Ross 128 aparece en el centro de la imagen. Una inspección minuciosa revela que Ross 128 tiene un extraño aspecto múltiple, ya que esta imagen fue creada a partir de fotografías tomadas durante un período de más de cuarenta años y la estrella, que se encuentra a tan solo once años luz de la Tierra, se ha movido bastante durante este tiempo. Ross 128 es una estrella enana roja "tranquila" y está orbitada por Ross 128 b, un exoplaneta con una masa y una temperatura similares a las de la Tierra.

Crédito: Digitized Sky Survey 2. Acknowledgement: Davide De Martin


Pese a ser de las más comunes, las enanas rojas son uno de los tipos de estrella más frías y débiles del universo. Esto hace que sean muy buenos objetivos para la búsqueda de exoplanetas y por eso están siendo cada vez más estudiadas. Muchas estrellas enanas rojas, como Próxima Centauri, emiten llamaradas que, ocasionalmente, bañan de letal radiación ultravioleta y de rayos X a los planetas que las orbitan. Sin embargo, parece que Ross 128 es una estrella mucho más tranquila, de manera que sus planetas podrían ser la morada conocida más cercana para albergar vida.

Aunque está a 11 años luz —un año luz equivale a 9.460 millones de kilómetros— de la Tierra, Ross 128 se mueve hacia ella y se espera que se convierta en una vecina estelar más cercana en 79.000 años, un "parpadeo en términos cósmicos", según asegura la ESO, que destaca que "para entonces, Próxima b será destronado y Ross 128 b pasará a ser el exoplaneta más cercano a la Tierra".


Este mapa muestra la gran constelación zodiacal de Virgo. Esta constelación es el hogar de la débil estrella enana roja Ross 128, marcada con un círculo rojo, que también se conoce como Próxima Virginis ya que es la estrella de esta constelación más cercana a la tierra. Es orbitada por un planeta de masa terrestre, Ross 128 b. Esta fotografía muestra la mayoría de las estrellas que pueden verse a simple vista en una noche oscura y despejada. Para ver a Ross 128 se necesita un telescopio pequeño.

Crédito: ESO, IAU and Sky & Telescope


Con los datos de Harps, el equipo descubrió que Ross 128 b orbita 20 veces más cerca de su estrella que la distancia a la que la Tierra orbita del Sol. A pesar de esta proximidad, el planeta recibe sólo 1,38 veces más radiación que la Tierra. Como resultado, se estima que la temperatura de equilibrio de Ross 128 b se encuentra entre -60 y 20 grados centígrados, debido a la naturaleza débil y fría de su pequeña estrella enana roja, que tiene poco más que la mitad de la temperatura superficial del Sol.

Mientras que los científicos involucrados en este descubrimiento consideran que Ross 128 b parece ser un planeta templado, sigue habiendo incertidumbre en cuanto a si se encuentra dentro, fuera, o en el umbral de la zona habitable, donde puede existir agua líquida en la superficie de un planeta. La zona habitable está definida por el rango de órbitas alrededor de una estrella, en la que un planeta posee la temperatura adecuada para que exista agua líquida en la superficie del planeta.

En la actualidad, los astrónomos están detectando cada vez más exoplanetas templados y, la próxima etapa, será estudiar con más detalle sus atmósferas, su composición y su química. Será de vital importancia la posible detección de la presencia de biomarcadores en las atmósferas de los exoplanetas más cercanos, incluyendo el oxígeno. De los miles de exoplanetas detectados hasta el momento, unos 50 se consideran potencialmente habitables.

Fuente: elpais.com
Imágenes: ESO





La agencia espacial japonesa JAXA ha anunciado el descubrimiento de una enorme caverna oculta bajo la superficie lunar.



Usando un sistema de radar que puede examinar estructuras subterráneas, el orbitador encontró inicialmente una abertura de 50 metros de ancho y 50 metros de profundidad en el área de Marius Hills, en el lado cercano de la luna.

Dentro de la abertura se halla una enorme caverna que se extiende unos 50 kilómetros bajo la superficie lunar.



El lugar ofrece un posible sitio protegido para futuras bases lunares subterráneas y podría proporcionar refugio contra la radiación cósmica y las temperaturas amenazantes, mientras que el agua o el hielo podrían ser utilizados como combustible, dijo JAXA.

Los científicos ampliamente creen que la luna fue sacudida por la actividad volcánica a gran escala hasta hace unos mil millones de años atrás, donde la caverna, probablemente creada por la actividad volcánica, no se ha derrumbado, informa asahi.com



Según la hipótesis de La Luna Hueca, la Luna es completamente hueca o contiene un espacio interior sustancial que está sustentado por innumerables piezas de evidencia de astrónomos y científicos de la NASA que revelan que a unos 3 a 5 kilómetros más abajo parece existir densas capas de metal, lo que ha llevado a que los expertos científicos, incluyendo investigadores de la NASA, crean que la Luna es hueca con un caparazón de unos 32 kilómetros de grosor.



¿Podría ser posible, dado el enorme interés en esta enorme caverna para ser utilizada como una futura base subterránea, que la cueva en lugar de ser creada por la actividad volcánica, como dice la declaración oficial, sea en realidad una entrada artificialmente creada que conduzca a una enorme base lunar subterránea ya existente construida por una raza extraterrestre en el pasado?

Fuente: conspiraciones1040.blogspot.com





Más de 3.000 científicos de todo el mundo han participado en la primera observación de una kilonova, algo que ya se considera uno de los descubrimientos científicos de esta década

Ilustración artística de la explosión de una kilonova emitiendo ondas gravitacionales y luz. (ESO)

¿De dónde viene la gravedad? En el siglo XVIII, Newton sugirió que es el centro de la Tierra el que atrae a la manzana, pero Einstein apareció siglos más tarde para corregirle: la gravedad es una fuerza que nos empuja desde el cosmos, y su fuerza depende básicamente del peso de nuestro planeta. Hoy, una colaboración mundial de más de 3.000 científicos ha vuelto a reescribir los libros de ciencia tras confirmar que la fusión de dos estrellas de neutrones conforma una fuente, no solo de ondas gravitacionales, sino de luz (en forma de rayos gamma) y de elementos pesados como el oro o el platino.

¿Se le ha caído alguna vez un anillo de oro al suelo? Pues todo lo que contiene esa escena nació en uno de estos eventos cósmicos.

 El anuncio ha sido realizado conjuntamente por la colaboración de LIGO, recientes ganadores del Nobel de Física, y el Observatorio Europeo Austral, organización astronómica dirigida por el español Xavier Barcons. Los primeros fueron los encargados de detectar las ondas gravitacionales y los segundos, los que han confirmado que procedían de un evento de fusión de dos estrellas de neutrones situadas a 130 millones de años luz de distancia.


Y junto a ellos, un buen puñado de científicos españoles liderados por el Instituto de Astrofísica de Andalucía del CSIC. "Esto confirma muchas cosas", explica a Teknautas uno de sus investigadores principales, Alberto Castro-Tirado, mientras se dirige en tren hacia Madrid, donde tendrá que dar una rueda de prensa en el Ministerio de Economía para explicar la contribución española al descubrimiento.

Cuando se fusionan, parte de la materia emite ondas gravitacionales, otra forma un objeto ultradenso y otra es eyectada como oro o platino

 "Desde el telescopio pudimos detectar la luz de esta kilonova", nombre para la fusión de dos estrellas de neutrones y un fenómeno nunca antes observado. "Hemos confirmado por primera vez que dos estrellas de neutrones producen, justo antes de la fusión, ondas gravitacionales, a los dos segundos llegó un destello de rayos gamma y en las horas y días siguientes hemos visto la emergencia de materia eyectada al espacio interestelar a unos 60.000 kilómetros por segundo, a una quinta parte de la velocidad de la luz", explica Castro-Tirado.

Estas dos estrellas eran de 1,1 y 1,6 veces la masa de nuestro Sol, "y cuando se han fusionado, parte de la materia ha ido a emitir ondas gravitacionales, otra parte a formar un objeto ultradenso que todavía no sabemos cuál será, y otra ha sido eyectada", dice el astrofísico. "Lo que hemos visto es cómo se han sintetizado ahí elementos más pesados que el hierro, lo que viene a confirmar que el oro o el platino son generados en eventos de este tipo".
Epígrafe para principiantes

Comencemos por el principio. ¿Han visto 'La guerra de las galaxias'? Uno de los escenarios es el planeta Tattooine, conocido por tener dos soles. En astronomía, eso se conoce como un sistema binario.

Ilustración de las dos estrellas de neutrones colisionando. (ESO)

Cuando tras miles de millones de años los dos soles acaban por agotar todo su combustible, empiezan a encogerse hasta formar una pelota de unos 10 kilómetros de radio con una masa equivalente a medio millón de planetas como la Tierra. Es uno de los objetos más densos jamás conocidos, equivalente a reducir un Boeing 747 al tamaño de un grano de arena.

En algunos casos, como el registrado en esta ocasión por los científicos, estas dos estrellas de neutrones comienzan a girar en un baile endemoniado que las acerca más y más, hasta que llega un momento en que colisionan y se funden, momento tras el cual se forma un nuevo agujero negro.


via GIPHY


En ese proceso, llamado kilonova y nunca antes observado, estaba teorizado que se generaba una enorme cantidad de energía en forma de ondas gravitacionales, rayos gamma y elementos químicos pesados. Hoy, todo eso ha sido confirmado.

Así se produjo el descubrimiento

Hace 130 millones de años que se produjo esta fusión de estrellas de neutrones, pero las ondas gravitacionales emitidas en este evento —que viajan a la velocidad de la luz— no llegaron a atravesar el planeta Tierra hasta el pasado 17 de agosto. Era la quinta vez que este esquivo tipo de ondas es detectado, pero en todas las ocasiones anteriores la fuente era la fusión de dos agujeros negros, de donde, como se sabe, la luz no puede escapar.

Esta lucecita, encendida durante dos segundos, es la que da pie a todo. (Ciemat)

"Hasta ahora, nada de lo que se había detectado tenía contrapartida en el espectro visible", explica a Teknautas el matemático Alberto Castellón, de la Universidad de Málaga y uno de los españoles involucrados en este hallazgo. El chispazo de rayos gamma producido apenas duró dos segundos, tiempo suficiente para ser detectado. "Tenemos una red de telescopios en todo el mundo precisamente para detectar este tipo de fenómenos transitorios, que duran apenas unos segundos, y lo hemos cogido con el que tenemos en México", explica Castellón.

"Este telescopio robótico, ubicado en el observatorio de San Pedro Mártir, era el único capaz de captar el evento, ya que sucedió en el hemisferio austral. Intentamos apuntar los telescopios, incluso el que tenemos en Canarias, pero era muy difícil de observar porque el evento estaba en el hemisferio sur, físicamente era imposible apuntarlo tan abajo, por eso la detección se hizo en los observatorios de la ESO en Chile", explica Castro-Tirado.


Fuente: elconfidencial





El pasado 17 de agosto las ondas gravitacionales volvieron a hacer vibrar la Tierra. Pero esta vez su origen no era la fusión de dos agujeros negros, sino de dos estrellas de neutrones, unos astros diminutos pero extremadamente densos. Al colisionar, generaron una explosión luminosa que captaron telescopios de todo el mundo, avisados tras la detección de las ondas gravitacionales por la colaboración LIGO, de Estados Unidos, y la europea Virgo.

Esta animación del Observatorio Europeo Austral (ESO por sus siglas en inglés) recrea cómo ocurrió la colisión, que culminó en la formación de una kilonova, un tipo de astro cuya existencia no se había podido confirmar antes.
Recreación artística de la fusión de dos estrellas de neutrones (ESO/L. Calçada/M. Kornmesser)

Video de Animación: Fuente: lavanguardia.com





La sonda Rosetta nos está mostrando por primera vez detalles sin precedentes de un cometa. Nunca antes habíamos visto un pequeño mundo de este tipo tan de cerca y, lógicamente, estamos descubriendo características fascinantes del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Veamos unas cuantas.


El cometa 67P visto el 31 de enero de 2015. Ya se aprecian claramente algunos chorros (ESA/NAVCAM).





Los agujeros negros gemelos descubiertos recientemente son los protagonistas de uno de los hallazgos más importantes en la historia de la física: las ondas gravitacionales. Y así se formaron.


LIGO ha detectado, por primera vez en la historia, la colisión de dos agujeros negros, como se simula en esta ilustración. La fusión de ambos cuerpos ha generado ondas gravitacionales que han sido captadas por los instrumentos de LIGO. SXS.





Así se escucha la colisión de dos agujeros negros.







El astronauta del Apolo 16 que dejó un retrato familiar en la Luna desvela su 'mensaje oculto' 

El hombre más joven que caminó sobre la superficie lunar, el astronauta Charles Duke, dejó el 20 de abril de 1972 en nuestro satélite un retrato de su familia en el que aparecían sus dos hijos y su mujer, imagen que permanece en la Luna hasta nuestros días.

NASA / John W. Young





El enorme radiotelescopio FAST pretende ser el más grande de su clase y será inaugurado el próximo año. Pero en astronomía no todo es una cuestión de tamaño, desde luego.


ALMA, en el desierto de Atacama






El desconcierto de la tripulación fue tal que no sabían si debían reportarlo a la NASA.

Imagen NASA





Durante mucho tiempo la leyenda sobre Nibiru, el también llamado Planeta X, ha fascinado a científicos y a teóricos de la conspiración por igual. Desde una perspectiva científica, ahora sabemos que hay planetas en la periferia de nuestro sistema solar, y que están más cerca y son más numerosos de lo que jamás habíamos imaginado. Pero muy a lo contrario de lo que la gente pueda pensar, fueron los astrónomos a principios de este 2015 quienes revivieron la teoría sobre la existencia de Nibiru.






¿Cual es la probabilidad de que seamos la única especie inteligente tecnológica que haya surgido nunca en el Universo? Presentamos un nuevo e interesante artículo, que le da una vuelta a la ecuación de Drake.






Los libros de texto nos enseñan que en nuestro Sistema Solar hay 8 planetas oficiales y otros 5 de los considerados planetas enanos. Desde hace décadas, los astrónomos debaten sobre la existencia de un planeta desconocido de gran tamaño. Sú búsqueda es la búsqueda del escurridizo Planeta X.

Recreación artística de un planeta más allá de Plutón. Foto: JPL / Caltech





Científicos del Instituto Nacional de Investigación Espacial en Brasil afirman que un nuevo tipo de materia espacial podría encontrarse en las estrellas de neutrones. La sustancia de estos cuerpos es tan densa que podría causar la formación de una materia extraña, cuya existencia ayudaría a revelar otros secretos del universo.

NASA's Goddard Space Flight Center/S. Wiessinger





La monstruosa supernova es 570.000 millones veces más luminosa que el Sol. Usaron una red mundial de telescopios para detectarla.






Si se confirma, sería la primera evidencia directa de materia oscura jamás vista.
Para buscar una señal de la materia oscura, los astrónomos utilizan el telescopio de rayos gamma Fermi de la NASA.






Alrededor de 13,75 mil millones de años atrás nació nuestro universo. Apenas ocurrido ese evento (unos 380.000 años después), la luz primigenia se disparó hacia todas las direcciones. Bajo estas circunstancias, el universo en sí había comenzado a expandirse. Esta inflación empezó a desacelerarse luego del primer evento, pero desde entonces la tasa de expansión se ha ido incrementando de manera estable debido a la presencia de la llamada “energía oscura”.

Esencialmente, el cosmos ha estado creciendo a una tasa cada vez mayor. Es decir, acelerándose de manera estable. Los cosmólogos estiman que los fotones más viejos que podemos observar han viajado durante 45 mil millones de años desde el Big Bang, lo que indica que nuestro universo observable mide alrededor de 90 mil millones de años luz de ancho. Estos 90 mil millones de años luz contienen a todos los quarks, cuásares, estrellas, planetas, nebulosas, agujeros negros y a todo lo demás que pudiésemos observar. Pero el universo observable solo contiene a la luz que ha sido capaz de alcanzarnos. Mucho más universo existe más allá de lo que somos capaces de observar.

De acuerdo a la teoría de la Relatividad Especial, los objetos que están muy juntos no pueden moverse más rápido que la velocidad de la luz relativamente el uno del otro; sin embargo, esa ley no aplica a los objetos que están muy distantes el uno del otro cuando el espacio entre ellos está, en sí mismo, expandiéndose. De acuerdo a la teoría de la inflación cósmica, el tamaño total del universo es al menos 10^23 veces más grande que el universo observable.

Por lo tanto el tamaño del universo observable sería:

-93.000.000.000 años luz

Mientras que el tamaño del universo no observable sería:

-100.000.000.000.000.000.000.000.000 años luz

Eso es una importante cantidad de universo que nos estamos perdiendo. Así que, ¿qué nos estamos perdiendo exactamente? ¿Qué yace más allá de lo inobservable? Dado que no podemos verlo o medirlo, no sabemos qué hay más allá de los límites del universo observable. Sin embargo, tenemos algunas hipótesis que consideran lo que podría existir en lo desconocido.

A pesar de lo extraña que sea, esta primer teoría es una de las más sencillas de digerir. Los astrónomos piensan que el espacio fuera del universo observable podría ser una infinita expansión de lo que vemos en el cosmos a nuestro alrededor distribuido muy similarmente a como es en el universo observable. Esto suena lógico. Después de todo, ¿quién puede imaginar a un universo que tiene en el borde una enorme pared de ladrillos?

Entonces, de algún modo, la infinidad tiene sentido. Pero “infinito” significa que, más allá del universo observable, no solamente vas a encontrar planetas, estrellas y otras formas de materia; eventualmente encontrarías a todo lo posible. TODO LO POSIBLE. Eso significa que en algún lugar allá afuera, hay otra persona idéntica a vos en todos los sentidos. Y también hay un “vos” que es apenas un poco distinto a vos. Alguno podría estar leyendo este artículo ahora mismo; la única diferencia es que uno se rasco la nariz y vos no (¿o sí?). Esta noción parece inconcebible. Pero en sí, el infinito es bastante inconcebible.

Otra teoría trabaja sobre algo llamado “flujo oscuro”. En el 2008 los astrónomos descubrieron algo muy extraño e inesperado. Cúmulos de galaxias moviéndose en una misma dirección y a una inmensa velocidad, a más de 3 millones 200 mil kilómetros por hora. Una causa posible: Estructuras masivas fuera del universo observable ejerciendo influencia gravitacional. En cuanto a las estructuras en sí mismas podrían estar hechas de cualquier cosa: ya sea de gigantes cantidades de masa y energía (en una escala que difícilmente podríamos imaginar), o incluso complejas deformaciones del espacio-tiempo que están canalizando fuerzas gravitacionales desde otros universos. Sencillamente no sabemos qué clase de objetos masivos son. Recientes análisis han pretendido derrocar el modelo del “flujo oscuro”, pero esto todavía está siendo disputado.

La teoría de cuerdas es otra respuesta posible. Esta teoría asevera que nuestro universo es una burbuja de espacio-tiempo en una infinidad de universos paralelos anfitriones. Así que la totalidad de nuestro universo existiría en una pequeña burbuja entre unas vasta colección de otras “burbujas”. Los teóricos llaman a esto el “Multiverso”. Resulta interesante que la teoría de cuerdas suponga que estos universos podrían entrar en contacto los unos con los otros. La gravedad puede fluir entre estos universos paralelos, y cuando entran en contacto, un big bang como el que le dio origen a nuestro universo ocurre.








La NASA avanza, sin prisa pero sin pausa, hacia las primeras misiones tripuladas al planeta Marte, marco en el cual presentó el diseño de los nuevos trajes espaciales, especialmente confeccionados para hacer frente a la inhóspita atmósfera roja.







El único planeta del recientemente descubierto sistema solar está a una distancia de un billón de kilómetros de su estrella